FINCA VILADELLOPS Un pueblo con encanto con unos vinos espectaculares

Agradecer al Marcel y a la María José, los propietarios de Viladellops, su invitación, por dejarnos disfrutar de una experiencia diferente y fantástica, visitar un pueblo con más de 1000 años de historia construido alrededor de una fortificación perfectamente conservada y su bodega, con unos espectaculares y exquisitos vinos.

Sencillamente deciros que fue  una visita completamente distinta, de las que deja huella,  aún no te has ido y ya quieres volver, no es solo una visita a unas bodegas,  si no a un pueblo con una bodega con unos grandes vinos, impresionante. La  Ingrid, nuestra guía, que es sumiller, fue extraordinaria, nos fascinó a todos con sus explicaciones y comentarios,  una mujer muy cercana, inquieta, muy ilustrada y  formada, con un entusiasmo en todo los que nos iba contando y enseñando, se observa que le gusta lo que hace y le pone mucho entusiasmo  y  que nos transmitió a todos los que hacíamos la visita e hizo que ésta se nos hiciera muy muy amena, didáctica y corta, con ganas de más.

Empezó con una corta e ilustrativa explicación sobre el vino y la viticultura y los factores del mismo, para comprender un poco más el mundo del vino, para  posteriormente dirigirnos a la Ermita, el primer edificio que se edificó en Viladellops, ya que este uno más de los micropueblos que se formaron ya que el pueblo inicialmente era propiedad de la iglesia, en el exterior aún se puede observar el altar original de piedra, que fue encontrado, por casualidad  en la viña vieja, el interior es asombroso, pensar que estas en un lugar de 1000 años de existencia, en el que todavía se conserva  intacta la habitación del cura que vivía en la capilla tal y cual era en su época, más tarde la iglesia decidió regalar el pueblo de Viladellops a los templarios, cuyo escudo, la cruz, representativa de los mismos, aún se percibe en la entrada de la iglesia, inaudito.

Desde aquí nos llegamos a un viñedo plantado de la variedad de Xarel-lo rojo, teniendo otras variedades plantadas  como Xarel-lo blanco, garnacha, cariñena y syrah,  para elaborar sus espectaculares vinos, y      que siguen recolectando  manualmente, además disponen de parcelas  que son para venta a otras bodegas de las variedades de macabeo y merlot y así caminando y admirando los viñedos, llegamos a la torre medieval  del siglo XI, perfectamente conservada que hacía las funciones de fortificación y de comunicación con el Castillo de Olèrdola y actualmente declarada Bien Cultural de Interés Nacional y adosada al oeste de la torre hay una cárcel, si, una ancestral cárcel, un viaje maravilloso a otra época a la Medieval, sencillamente asombroso

Actualmente Viladellops es de Marcelo Desvalls, que es la tercera generación y el que creyó  e invirtió en la finca y en la que vive, el  pueblo lo componen 18 masías (viviendas rurales típicas de la zona) que dan al pueblo el mismo ambiente que hace 100 años, ya que se han preservado completamente la arquitectura y el entorno, asimismo hay una casa rural, con habitaciones, que puedes alquilar es la que llaman “la casa de Piedra” y las habitaciones tienen nombre de las variedades de uva.

Después de un viaje por el pasado y los viñedos, llegamos a la bodega donde profundizamos en la elaboración  de los vinos tanto en tanques como en barriles, de roble francés y marcados todos ellos con la Rosa del escudo de los “Desvalls”  Marqueses de Alfarràs, donde reposan los que luego serán los vinos Premium de Viladellops, magníficos, esplendidos,  y desde las bodegas  fuimos a la Sala de Consells o Tast, donde realizamos la cata, una distinguida sala,  decorada con gusto y elegancia, con una terraza con bellas vistas a los viñedos, y en medio de la sala una gran y señorial mesa

donde efectuamos una cata de 3  espectaculares vinos un Viladellops Garnatxa ,un Garnatxa con todo el potencialdel macizo del Garraf

EL Viladellops Xarel-lo nos encontramos ante un coupage, con una variedad, 100% Xarel·lo, procedente de viñas viejas, que definen su carácter y su tipicidad.Se trata de un vino elaborado sin la intervención de la madera. El Xarel·lo es un vino fresco con notas de fruta blanca y anisados.

y para finalizar el Finca Viladellops Tinto excepcional de Garnacha negra que es a nuestro entender la variedad que mejor transmite la personalidad de la tierra a nuestros vinos tintos. En Finca Viladellops tinto, nos encontramos ante uno de los productos más prestigiosos y de los que nos sentimos más orgullosos en la bodega .Que fuimos saboreando mientras Íngrid nos iba ilustrando de la elaboración de los mismos.

También, disponen de otras experiencias, a parte de ésta que nosotros realizamos, y a partir de Semana Santa abrirán de nuevo su Wine & Food Bar y restaurante, por lo que no tenéis excusa para no visitar esta encantadora FINCA VILADELLOPS, y pasar una magnifica mañana, disfrutando de un bello pueblo con encanto, cultura, historia y excelentes vinos, os lo recomendamos 100%, por todo, pero sobre todo por la atención,  amabilidad, cercanía y profesionalidad que te encontrarás, tanto  de los propietarios Marcelo y Mª José, como la guía  Ingrid.

Un escenario único en el Penedés,  vas a perdértelo?  Si vas no lo olvidarás, volverás,

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s