LA ESCUELA “COCINA CONCIENCIA” IMPULSA LA EMPLEABILIDAD DE JÓVENES SIN REFERENTES FAMILIARES EN ESPAÑA EN EL SECTOR DE LA RESTAURACIÓN

La Escuela “Cocina Conciencia” de Fundación Raíces abrió
sus puertas en mayo de 2021 en el marco del programa de empleo que, bajo el mismo
nombre y desde 2010, promueve la inserción social y laboral de jóvenes sin referentes
familiares en España y en situación de vulnerabilidad, en el sector de la restauración y la
industria alimentaria.
Hasta entonces más de 200 jóvenes, sin formación ni experiencia previa en el sector, han
sido insertados laboralmente en más de 100 restaurantes de toda España, a través del
programa “Cocina Conciencia” que Fundación Raíces creó junto a la periodista
gastronómica Cristina Jolonch y el compromiso de Chefs y empresarios de reconocido
prestigio como Andoni Luis Adúriz, Francis Paniego, Albert Adrià, Paco Pérez, Ramon
Freixa, Paco Morales o Sacha Hormaechea, entre otros.

En 2021 al finalizar la pandemia, el chef Javier Muñoz-Calero, uno de los principales
colaboradores del proyecto y quien mayor número de oportunidades laborales ha ofrecido
desde 2010, cedió a Fundación Raíces el uso de parte del espacio de su restaurante Ovillo
en Madrid, para que la entidad pudiera llevar a cabo un proyecto de formación que
facilitara la inserción laboral a algunos de estos chicos y chicas, tras el grave impacto de la
covid-19 en el sector de la restauración.
La Escuela se diseñó como proyecto educativo propio, con profesionales especializados
que imparten 3 cursos trimestrales al año, específicos de cocina y sala, para 18 jóvenes que
también reciben formación de castellano, alfabetización y otras competencias laborales,
gracias al trabajo diario de los profesores y a la colaboración de chefs y empresas que
canalizan así su compromiso con estos chicos y chicas.

En la Escuela “Cocina Conciencia” se forman a lo largo de todo el año 54 jóvenes de entre
los más de 400 que atiende anualmente Fundación Raíces y que no cuentan con referentes
adultos en nuestro país, en su mayoría chicos y chicas que llegaron solos a España cuando
aún eran niños y niñas, o españoles que fueron tutelados por la Administración y al
cumplir 18 años quedaron en situación de calle, sin apoyos y sin nadie que les acompañe
en su tránsito a la vida adulta.
Muchos de estos chicos y chicas tratan de sobrevivir en las calles de ciudades como Madrid
y, hasta la reciente reforma del Reglamento de Extranjería, además tenían que enfrentarse
al paso a la vida adulta sin haber podido obtener sus permisos de residencia y trabajo.
Fundación Raíces trabaja para intentar poner fin a estas situaciones garantizando las
condiciones mínimas de vivienda, manutención y otras necesidades sociales que requieran
los alumnos y alumnas para seguir la formación.
Gracias a la colaboración del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social del
Ayuntamiento de Madrid, el proyecto ofrece un lugar de residencia en las Unidades de
Convivencia del Albergue de Personas Sin Hogar “Juan Luis Vives” en Madrid.
Con el apoyo económico de entidades privadas y los fondos de la Unión Europea

NextGenerationEU, canalizados a través del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda
2030, la escuela proporciona el abono transporte y una pequeña beca semanal, así como
los recursos necesarios para que en ella los jóvenes reciban un desayuno, una comida
saludable y la posibilidad de llevarse la cena de lunes a viernes preparadas por los
alumnos y alumnas del módulo de cocina, que diseñan un menú que pone en práctica los
conocimientos adquiridos en la clase de cada día.
La formación tanto en sala como en cocina se completa con masterclass o sesiones con
chefs o empresas colaboradoras para mejorar sus condiciones de empleabilidad. El
programa de inserción laboral de Fundación Raíces, al finalizar el curso, se encarga de
garantizar al menos una primera oportunidad laboral a los jóvenes que por su situación
administrativa puedan acceder a ella.

Desde que comenzó la escuela, han pasado por ella 105 jóvenes y el 95% ha finalizado con
éxito su formación. Y aunque más de la mitad ha tenido ya su primera oportunidad laboral,
algunos no han podido incorporarse aún a su primer trabajo, en la mayor parte de los
casos por dificultades para obtener su documentación y en otros porque aún no se han
recuperado del deterioro personal con el que llegaron a Fundación Raíces.
Chefs de reconocido prestigio como Diego Guerrero, Javier Muñoz-Calero, Juanjo López y
restaurantes como Trigo, Taberna Lambuzo, Velazquez 17, Fismuller o La Vinoteca, entre
muchos otros, ya pueden hablar de su positiva experiencia contratando a jóvenes que se
han formado en la Escuela “Cocina Conciencia” y muchos más se irán sumando gracias a
sus colaboradores en todo el territorio español y al acuerdo que Fundación Raíces ha
firmado con la Asociación Hostelería Madrid para que hagan de puente entre los jóvenes
de la Escuela y sus restaurantes asociados.
Para más información: Declaraciones de Chefs, Jóvenes, Instituciones, etc. :
– Según Diego Guerrero, Chef y propietario del restaurante DSTAgE y DSPEAK:
“Esta profesión nos da la posibilidad de conectarnos con personas como Abde,
Mamadi, Moussa y tantas otras y de ayudarnos entre todos. Es increíble y un regalo
poder enseñar los valores de nuestro oficio al mismo tiempo que aprendemos y
construimos un camino juntos”.
– Según Javier Muñoz-Calero, Chef y propietario del restaurante Ovillo: “Llevo
más de 10 años trabajando con los chicos y chicas de Fundación Raíces, he tenido la
suerte de formar de cero a muchos de ellos y tengo claro que estos jóvenes lo que
necesitan es una oportunidad como la que hemos tenido muchos de los profesionales
del sector. Nadie nace sabiendo y el camino se aprende andando”.
– Según Hicham Mansouri, alumno que hizo la formación en Sala en 2022 y ya
ha cumplido más de 1 año en Taberna Lambuzo: “Doy muchas gracias por
echarme la mano para salir adelante, por la formación que me han dado en esta
escuela, por abrirme los ojos en este país y por el trabajo que me habéis encontrado,
que me ha ayudado a salir adelante y a ayudar a mi familia”.
– Según Youssef Mansouri, alumno de la Escuela en 2022 y ya va a hacer 1 año
en Velázquez 17: “Yo estaba en la calle y me han ayudado ellos, así llegué a
Fundación Raíces y sin papeles, ellos me consiguieron un hotel unos días, luego plaza
en el albergue y me apuntaron a la escuela, terminé el curso de camarero y me
encontraron trabajo en el restaurante Velazquez 17 y ahí sigo trabajando, la verdad
que muchísimas gracias, estoy muy contento y tengo ganas de aprender más de
hostelería”.
– Según Pepe Aniorte, Delegado del Gobierno del Área de Bienestar Social del
Ayuntamiento de Madrid: “Desde el Ayuntamiento de Madrid consideramos
esencial apostar por iniciativas de inserción laboral que den nuevas oportunidades a
las personas para dejar atrás su situación de vulnerabilidad.
Esta colaboración con Fundación Raíces nos permite seguir avanzando hacia este
objetivo y llegar antes a los jóvenes vulnerables, impulsando su autonomía para que
puedan construir su vida”.
– Según Jose Antonio Aparicio, Presidente de la Asociacion de Hosteleria
Madrid: “Como asociación de hostelería de referencia en la Comunidad de Madrid,
tenemos el compromiso social de facilitar la empleabilidad de estos jóvenes que
necesitan una primera oportunidad para crecer personal y profesionalmente.

Para Hostelería Madrid es un honor colaborar con la Escuela “Cocina Conciencia” desde su
apertura en 2021, para que sus alumnos sean contratados en nuestros
establecimientos”.
– Según Lucía Losoviz, Directora General de Infancia del Ministerio de
Derechos Sociales y Agenda 2030: “Es vital que las instituciones apoyemos la
actividad de entidades como Fundación Raíces. El proyecto social e innovador que
están implementando no sólo forma a los chicos y chicas que llegan solos a nuestro
país en una profesión y les ayudan a insertarse en el mundo laboral, sino que también
les acompañan en su camino a la emancipación y construcción de su proyecto vital.
Es fundamental que todos los jóvenes de nuestro país tengan los mismos derechos y
las mismas aspiraciones, independientemente de su origen”.
– Según Lourdes Reyzábal, presidenta de Fundación Raíces: “Nuestra escuela va
más allá de la formación en sala o en cocina, tratamos de que sea un espacio de
encuentro y convivencia en el que nuestros chicos y chicas se sientan acompañados,
respetados y donde reduzcan sus experiencias de fracaso y rechazo por una parte de
la sociedad. Ojalá pudiéramos intervenir antes en todos los casos y así evitar tanto
daño sufrido”.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s